Francisco Rodriguez Ugidos

Sep 262018
 

Cuando Roma casi llegó al cielo

25/09/2018 E. Gancedo,  León (Diario de León)

(..) doce kilómetros que permitirán disfrutar del deporte y la naturaleza sobre vías talladas en plena roca y que se suman a los 45, ya habilitados, entre las Médulas y Llamas. Una red de caminos sin parangón pero aún casi ‘virgen’ por falta de divulgación y de equipamientos turísticos.

En un apartado rincón de Hispania, en un nudo de valles apretados y enroscados como culebras, el Imperio Romano abrió una impresionante red de canales con un objetivo muy concreto: llevar a la gran mina de oro de las Médulas los torrentes de agua necesarios para hacer posible la extracción del metal más preciado de todos. Se tardó siglos en tallar sobre la roca viva los 600 kilómetros de los que consta toda la red —repartida en nueve canales principales—, una infraestrutura asombrosa por sus tremendas dificultades técnicas y por el hecho de ubicarse a gran altura, algunos por encima de los mil metros. A pesar de esa espectacularidad, sólo recientemente están siendo estudiados a fondo, valorados y, sobre todo, puestos a disposición del público como forma sugestiva e inédita de aunar deporte, naturaleza e historia. Dos milenios después, su función ha cambiado por completo.

(…) Una red senderista colosal

Los dos tramos sumarán doce kilómetros a los 45 ya habilitados y señalizados (..) que van desde el propio paraje de las Médulas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997, hasta la localidad de Llamas de Cabrera. (…) ambas zonas están separadas por unos 30 kilómetros, pero «podrían perfectamente enlazarse en el futuro sería una red senderista (…) de más de setenta kilómetros de extensión y que aunaría atractivos naturales, con algunos de los valles menos conocidos de la península, pero al mismo tiempo más sugestivos, con una inacabable riqueza histórica formada por canales, presas, castros, minas y petroglifos amén de un patrimonio etnográfico, arquitectónico y lingüístico de gran valor y rareza.

 (…) «El canal forma parte de la red de abastecimiento a la explotación de las Médulas que se desarrolla en la vertiente sur de los Montes Aquilianos, la parte más occidental de la Sierra del Teleno. Tradicionalmente se conocía una captación en el cauce del río Eria de 0,90 metros de anchura, cerca del pueblo de Corporales (..). Ese trazado constituye un trasvase de aguas del Eria, perteneciente a la cuenca del Duero, hacia la vertiente del río Cabrera, que desagua ya en el Sil. El punto en el que transpone la divisoria de cuencas es el puerto de Peña Aguda, a 1.250 metros. A partir de aquí la anchura del canal es de 1,20 metros». (…) En todo caso, un gigante de inmenso potencial turístico que precisa de inversiones y cuidados proporcionales a su tamaño.

Leer más…

www.canalesromanos.es

Mar 142018
 
El equipo trabajó en Pampa Lechuza, 250 kilómetros al sur de Lima, y espera que el área del hallazgo sea declarada Patrimonio Arqueológico de la Nación
Jacqueline Fowks. Lima 14 MAR 2018

El Pais

Para los arqueólogos nacionales y extranjeros, el más importante taller lítico (de objetos de piedra) de los antiguos peruanos se ubicó en Paiján, en la región La Libertad, al norte de Perú. Durante seis semanas, hasta finales de febrero, siete arqueólogos dirigidos por Jalh Dulanto han hallado en el desierto de Paracas, al sur del país, más de 150 puntas de proyectil paijanenses de 9.000 a 12.000 años de antigüedad.

Dulanto encabeza el equipo de arqueólogos de la Universidad Católica que investiga Pampa Lechuza, 250 kilómetros al sur de Lima, en la región Ica. El investigador indicó a EL PAÍS que han recolectado y registrado más de 20.000 objetos de piedra, entre ellos herramientas de piedra tallada y desechos de talla, manufacturados, usados y abandonados por recolectores y cazadores. “Los primeros pobladores del antiguo Perú [vivieron] en una época en la que el desierto de Ica era menos árido”.

El arqueólogo refiere que las 150 puntas de proyectil de tradiciones norteñas y sureñas fueron fabricadas con materiales locales (como pedernal), pero también con otros procedentes de lugares que distan cientos de kilómetros. Ello “sugiere que algunos de estos grupos tenían una alta movilidad o participaban de redes de intercambio en un espacio que abarcaba el litoral del océano Pacífico, los valles costeños y la sierra aledaña”, añade. Los otros responsables del hallazgo son los arqueólogos Isabel Aguirre, Luis Condori, John Cruz, Adrián González, Alicia Martínez y Edison Mendoza.

Leer más

Mar 112018
 

Aumenta el área de riego por goteo y merma la de inundación

Vidal Maté. Madrid
 
La superficie de regadío en España se incrementó un 2,1% en 2017, hasta los 3,7 millones de hectáreas, un 22% de la superficie total de tierras de cultivo de 17 millones de hectáreas, según los datos de la encuesta realizada por el Ministerio de Agricultura. En un momento de grave sequía y embalses en bajos niveles, destaca la progresiva reducción de las superficies regadas por gravedad o inundación de la tierra, que usan mayor cantidad de agua y que se sitúan en 926.748 hectáreas frente a 1.115.00 de hace una década. Mientras, crece el uso del riego por goteo o localizado, que pasa en el mismo periodo de 1,5 millones de hectáreas a 1,9, el 51,37% del total de los campos regados.

Por comunidades autónomas, del total de las superficies de regadío, el mayor volumen corresponde a Andalucía con 1.095.000 hectáreas, el 29,35% del total, seguida de Castilla-La Mancha con 540.253 hectáreas, Castilla y León con 445.000. En la Comunidad Valenciana, el regadío supone el 45,2% de la superficie de cultivo, el 39,8% en Murcia, el 31,2% en Cataluña, el 30,8% en Andalucía y el 57,6% en Canarias.

Por producciones, los cereales suponen 926.000 hectáreas, por 785.000 de olivar, 379.000 de viñedos, 345.000 de frutales no cítricos, 275.00 de cítricos y 229.000 de cultivos hortícolas. En estas superficies, destaca el crecimiento de la implantación del sistema de riego localizado en el olivar, donde ya supone el 94,3%, y el viñedo, el 96,3%, consecuencia de los procesos de reordenación y reconversión llevados a cabo en los últimos años con plantaciones intensivas o en espaldera, muy especialmente en Andalucía y en Castilla La Mancha.

En Murcia, el goteo supone el 84% del regadío, 160.000 de 190.000 hectáreas. En Andalucía, el goteo representa el 75%, por el 69% de la Comunidad Valenciana o el 60,9% de Castilla La Mancha. En otras comunidades autónomas, aunque menguante, el riego por inundación sigue siendo importante. En Cataluña supone el 49%, y en Aragón, el 41,7%.

Por cultivos, el riegos por gravedad o por inundación es especialmente relevante en los cultivos de cereales, donde el sistema supone el 46%.

Estos datos, según valora el departamento que dirige Isabel García Tejerina, pone de manifiesto los importantes esfuerzos hechos en la última década para un uso más eficiente del agua y la necesidad de seguir trabajando en la misma dirección de cara a eliminar los riegos por inundación, objetivo que se enmarca en la actual Estrategia 2020 por la que se pretende mejorar 800.000 hectáreas.